martes, 8 de marzo de 2011

2. Piensa cabecita, piensa

La mire y sonreí a medias para ver si se ponía mejor, pero no funcionaba. Me miro tristemente y pareció que su tristeza inundara el ambiente.
         -Hola…- dijo sin ganas.
         -Hola… ¿qué a pasado?-pregunte.
         -Imagínate…
         -Chica pues no se…- pensé un momento.- Es algo de Carlos eso seguro. Pero ya no se que puede ser… ¡pueden a ver pasado tantas cosas…!- Suspiro cuando acabe  la frase y hablo:
         - Pues si, es algo sobre Carlos. ¿Sabes con que me viene ahora?- dejo la pregunta en el aire- Con que no esta seguro por su amor por mi, después de todo lo que sacrifique por él y ahora me vine con esas. Tía tu no sabes cuanto le quiero, si lo pierdo me muero. Ayúdame Eli, ¿qué puedo hacer?
         -Pues…pues…pues…puedes…- no sabía que decir. ¿Por qué era todo tan difícil?- ¡Agg! A ver lo primero que puedes hacer es tranquilizarte si estas así va a ser peor. Luego, se positiva, ya veras que no te deja, eres su amor verdadero- me miro con cara de ¿y como lo puedes saber?- Y lo se por el modo en que te mira…y no digo por lo que te dice porque las palabras se las lleva el viento.
         -Vale yo soy positiva pero ¿puedes hacer una cosa por mi?- me puso ojitos para que aceptara. Suspire. A ver donde me meto yo esta vez.
         -Claro dime- sonreí, espero que sirviera para que se sintiera mejor.
         -Por favor, por favor por favor- lo dejo tan rápido que hasta me sorprendí- Habla con Carlos. Vosotros sois amigos desde la guardería te lo cuenta todo. Seguro que a ti te hace caso.
         -Esta bien, hablare con el… ¿hoy es jueves?- asintió con la cara iluminada- pues entonces hablare con el a 5º hora que nos sentamos juntos.
         -Gracias, gracias, gracias, y un millón de gracias. No sabes lo importante que es esto para mí.
         -De nada, ya sabes que yo siempre te ayudare.- Me sonrío y se lanzo a abrazarme.
         El profesor llego y entramos en clase. Yo me sentaba con Elena en la fila pegada a la pared, y detrás nuestra estaban Irene y Cris. Me encantaba mi sitio, el profesor casi no nos veía y yo lo veía todo desde allí, era el sitio perfecto.
         El profesor, Don Antonio, comenzó la clase hablando de la energía, el tema que estábamos dando. No me enteraba de ese tema y hoy que quería o mejor dicho iba a intentar atender tenia la cabeza llena de preocupaciones.
         Mi mayor preocupación era que le iba a decir a Carlos. Somos muy amigos y no le quería mentir así que esa no es que fuera la mejor solución <<Sigue pensando>> me dije a mí misma. Buscaba y rebuscaba pero no encontraba nada, que coraje me da eso. Cada idea tenía una pega. Todo era: ¿y si digo esto?, a no porque pasara lo otro, ¿y esto?, no eso ni por asomo es la solución.
         Me iba a dar ya por vencida cuando la idea poso por mi cabeza. Era lo que estaba buscando, una buena idea sin pegas. Le diría la verdad a Carlos, por supuesto, eso era lo que una buena amiga haría, pero toda la verdad no se la puedo decir por que hay cosas que no debe o mejor dicho puede saber él, así que le diría le verdad que el puede saber para que el me diga lo que necesito saber.
         Noté una patada en mi trasero me gire un poco para ver que pasaba. Cris estiba el brazo en mi dirección, en su mano había una nota. La cogí rápidamente para que el profesor no se diera cuenta. La abrí debajo de la mesa y la leí. Decía: << ¿Qué te pasa tanto pensar? >> Escribí rápidamente: <<Nada, bueno estaba pensando en que decirle a Carlos>> Le pase la nota a Cris en el bolígrafo. En un momento ya me estaba dando otra vez una patadita para que pusiera la mano. Me dio la nota en el bolígrafo. Leí rápido: << ¿Qué le vas a decir?>> ¿Y ahora yo que le decía a Cris? Seguro que se enfadaría si no se lo digo… ¿pero ella estará de acuerdo con lo que le quiero decir a Carlos? De todos modos yo no voy a cambiar de planes le voy a decir eso le guste o no y sino que hable ella con él. Encima de todo que le hago el favor. Pero bueno volviendo a lo que estaba tenía que pensar que ponerle en la nota. Fácil:<<Luego te lo digo>> A veces pienso que me complico demasiado la vida cuando las cosas son más fáciles de lo que parecen. Le pase la nota y espere intentando despejar la mente. Me dio una patadita y le alargue la mano, pero me dio otra patada así que me gire. Ella simplemente asintió. Me gire y Elena me dio una nota, ella también se aburría en esta clase, como no, esta era una de las clases mas aburridas de todas.
         Ponía: <<Cuenta algo>> Que le podía contar yo a ella… Le puse: << ¿Qué quieres que te cuente? >> Le pase la nota e intente atender solo un poco a la explicación. Lo malo es que el profesor estaba hablando muy rápido y coger el hilo de la explicación ahora era misión imposible, o lo pillabas desde el principio o no lo pillabas. Y al profesor le daba igual lo que hicieras, el no se repetía. Así de bien iba la gente, con suerte, pero que mucha suerte, consigues aprobar. Y a este profesor no te sirve de nada hacerle la pelota.
         El timbre sonó. << ¡Por fin! >> Pensé. Recogí mis cosas y salí del aula con Elena.
         -Pues mira me puedes contar en que estabas pensando en clase- dijo ella cuando ya habíamos salido- Seguro que estabas pensando en algún chico que te gusta- ¡Saco el tema! Vamos lo normal en ella yo no se ni porque me sorprendo.
         -¿Cuántas veces tengo que repetir que no me gusta ningún chico? –dije.
         -Tranquila, tranquila no me comas. Lo digo porque como ya casi no me cuentas las cosas…
         -Estoy tranquila. ¡Pero si siempre te lo cuento todo!- dije.
         -Si, si lo que tu digas. Pues si me lo cuentas todo cuéntame en que pensabas en clase- me miro perversamente.
         -Pues mira, que tengo que decirle una cosa a Carlos y estaba pensando en como decírselo para que no se enfade.
         -¿Y que le tienes que decir?- pregunto. Pensé en una respuesta y ella se dio cuenta.- ¡Ya se! ¡Ya se! Quieres decirle que te gusta desde parvulitos.
         -¿Pero tu en que estas pensando?- me intente tranquilizar, había veces que me ponía de los nervios- No es eso- conseguí decir más calmada- No te puedo decir que es así que no me preguntes más ¿vale?
         -Vale…-parecía desilusionada. La miré, pobrecita.
         - Oh venga no te pongas así por esa tontería, si tu sabes que si pudiera te lo contaría.
         -No es eso.
         -¿Qué es?- cruce los dedos en secreto para que no sacara el tema en el que estaba pensando.
         -Pues que noto que ya no somos tan amigas como antes, sobre todo desde que te hiciste mejor amiga de Cris- ¡saco el tema! ¡Yupi!- A ella si se lo puedes contar todo y a mí no. Ya no pasas tanto tiempo conmigo como antes.
         -Perdona que te lo diga pero ¿tu eres tonta o que? ¡Como puedes decir eso! Sabes que tú eres mi mejor amiga y siempre lo serás. Que pase mas tiempo con Cris no significa nada. Y  no te cuento cosas por que le prometo a Cris que no las contaré, igual que si te prometo a ti no contar algo no lo cuento aunque sea mí mejor amiga y todo eso.- Me abrazo.
         -Eso espero…- susurró.
         -Ains mi tonti- se lo dije con mucho cariño y ella lo sabía, pero le gustaba chinchar.
         -¡Eh! Sin insultar- dijo entre risas. Las dos estallamos a carcajadas. Ser su amiga es lo mejor. Con ella mi mente se libera de mis preocupaciones. Es una gran amiga.
         Llegamos a la clase y esperamos de nuevo en la puerta.
         -Me tienes que contar eso- me dijo Cris. Solo asentí.

3 comentarios:

  1. Acabo de encontrar tu blog. Voy a leer tu hitoria :) Siiiiii
    :0

    ResponderEliminar
  2. Okis espero que te guste, aunque esta blog lo tengo avandonado :P

    ResponderEliminar
  3. Creeo que Cris deberia ir a hablar con el personalmente, no devberia mandar a otra persona en su lugar, es su relacion amorosa.

    ResponderEliminar