jueves, 10 de marzo de 2011

3. Sueños

Me fui con Cris a una esquina para que nadie nos escuchase. No quería decirle nada por miedo a que enfadase conmigo, pero que remedio me lo había pedido y supongo que tenía derecho a saberlo. Pero si lo piensas de otro modo lo que le dijera o le dejara de decir a Carlos no era algo en lo que se tenía que meter. ¡Aggg! ¡Cuantos peros! No me voy a comer mas la cabeza se lo digo y ya esta, si le parece bien, pues bien y si no también.
-Venga cuenta ¿Qué le vas a decir a Carlos?- aun seguía pensando, si tomaba mi ultima decisión se enfadaría conmigo seguro, pero, ¿qué otra cosa podía hacer?- Habla que me tienes intrigada.
-Pues le voy a decir…la parte de verdad que el puede saber…- mire su cara para ver su expresión. Su cara era inexpresiva, eso es malo, creo.
-¿Y cuál es la parte de verdad que consideras que puede saber?- en su cara se veía que no estaba enfadada, aun. Sabiendo como es, es mejor no confiarse demasiado, puedes llevarte una gran desilusión si lo haces.
-Bueno…le preguntare que le pasa… por lo que no se decide con su amor y eso…- estaba muy nerviosa se me notaba desde lejos y ella también se había dado cuenta.
-Me parece bien. ¿Por qué estas tan nerviosa Eli?- ¡cuantas preguntas! ¿Qué era esto un interrogatorio? De todos modos no me quedaba otro remedio que contestar, sabía perfectamente que Cris no iba a parar hasta sacarme lo que me pasaba, y cuanto antes se lo dijera menos la tendría que soportar.
-Porque no sabía si te ibas a enfadar- ya esta ya lo he dicho. Pues tampoco ha sido para tanto. Creo que exagero demasiado las cosas.
-No tengo razones para enfadarme por eso, es más creo que vas hacer lo correcto diciendo le eso- me sonrío.
-Ya lo se…pero yo es que lo exagero todo.
-Si,  ya me doy cuenta- nos reímos a la vez, y eso nos hizo que nos volviéramos a reír. Se la veía feliz y eso era algo muy bueno. Nunca la había visto así.
El profesor falto ese día. ¡Yupi! Todos estábamos contentos por que además no nos llevaron a la biblioteca y con nosotros se quedo un profesor que te dejaba hacer lo que quisieras en las horas que faltaba un profesor.
Cris se sentó conmigo porque quería contarme una cosa que le había pasado ayer. Algo de un sueño extraño, al parecer yo no soy la única que tuvo un  sueño extraño.
-Todo fue muy extraño, estaba sola… ¿en un bosque? Si creo que era un bosque. No se veía a nadie…pero yo notaba la presencia de alguien. Así que tenía la necesidad de correr, correr y correr. Y eso fue lo que hice corrí con todas mis fuerzas, pero seguía notando que me seguía. Mire hacía atrás no se veía a nadie. No me di cuenta de que había un precipicio y seguía corriendo. Cuando llegue al borde intente frenar pero caí y caí. Entonces desperté. ¿Te das cuenta de que he soñado que me mataba? Eso no me da muy buena pinta.
Estaba sin palabras, yo había soñado que una niñita me decía que la muerte era la solución, y ella que se mataba. ¿Y si todo tenía relación? No creo… nuestros sueños no pueden estar conectados… ¿o si? Será mejor que deje de pensar en ello, eso solo me iba a traer mas preguntas y ya tenía bastantes sin respuesta como para ahora tener más.
-Yo…yo…-tartamudee- he soñado que estaba sola en la nada. Luego una luz cegadora a pareció, y con esta una niña pequeña muy mona pero con una mirada muy intimidante. Susurraba algo que luego casi gritaba, era como una cancioncilla. Primero dijo: todo va acabar muchas veces seguidas y luego la muerte es la solución de la misma manera que la otra.
Cris estaba boqui abierta.
-Espero que no tengan ninguna relación. Porque aunque no valore mi vida yo no quiero morir…aunque a veces pienso que así terminaría toda mi tristeza y también con la de los demás.
-Tú definitivamente eres subnormal. ¿Como puedes pensar eso? Es que…es que… ¡arggg!
-Piénsalo. La vida sería mucho mejor sin mí. Es la verdad digas lo que digas. Y si soy subnormal pero que le voy hacer, soy así y no lo puedo cambiar. Aunque a veces lo desearía porque supongo que no me merezco sufrir tanto ¿no?
-Pues yo no me imagino la vida sin ti. Así que deja de pensar cosas absurdas.
Asintió sin ganas. No había convencerla y no iba a ser yo la que este intentando convencerla. Cris era la persona más cabezota que había conocido en toda mi vida. Creo que no vale la pena intentarlo.
-¡Ah! Casi se me olvida contártelo- tenía que contarle lo que me había sucedido.- Cuando he salido de casa esta mañana notaba que alguien me seguía. Empecé a correr y oía sus pasos detrás de mi…lo malo es que no me gire por el estúpido miedo y no se quien es…
-Umm…pues cuando te vuelva a pasar eso se valiente y si no sacas el móvil y disimuladamente le haces una foto en la que se le vea la cara para luego descubrir quien es.-La mire con ojos como platos. Cris había tenido una idea. Quien es esa y que han hecho con mi Cris.- ¿Qué pasa? ¿Por qué me miras así?
-¿Se te a ocurrido a ti?
-Si… ¿qué pasa? ¿Es qué no puedo tener de vez en cuando una buena idea?
-No…si, si puedes tener buenas ideas…pero es que eso en ti…no es que digamos…muy normal...
-Ya lo se…pero de vez en cuando vale la pena sorprenderte que es difícil.
Las dos nos reímos y los niños que teníamos detrás nos interrumpieron.
-Vais a dejar de gritar me estáis poniendo nervioso- dijo Alfredo. <<Lo se, lo se, tiene un nombre bastante rarito, como él. Su nombre va a juego con su personalidad. >> Ese pensamiento me hizo reír. Me miraron extrañados.- ¿Y ahora qué pasa?
-Nada, nada- dije entre risas. Le susurre mi pensamiento a Cris y ella también estallo a carcajadas.
-¿Nos vais a contar de una vez lo que pasa?- Esta vez el que hablo fue Víctor.
-¡Que no pasa nada!- los fulmine con la mirada. ¡Pero que pesados que eran! Me gire y Cris hizo lo mismo. Escuche como susurraban. Les preste atención pero no conseguía entender nada y decidí no perder mas el tiempo.
El timbre sonó. Todos cogimos nuestras mochilas y salimos corriendo de la clase. Tocaba recreo y nadie quería quedarse dentro del centro. Lo malo es que al parecer todos pensaban lo mismo y no querían quedarse dentro. Con lo cual en el pasillo había un pelotón de gente y costaba andar en línea recta sin tener que parar para poder pasar. Cuando conseguimos llegar a la puerta de la clase de música, que era, obviamente la clase que nos tocaba, la puerta estaba cerrada y tuvimos que dejar las mochilas en el suelo.
Salimos al patio y allí estaban mis amigas. Patricia estaba, sentada al lado de Elena, enfadada y no creo que sea por lo de esta mañana. Al menos a mi me dijo que lo iba a olvidar.  Pero al parecer no parece que me haya echo mucho caso. Me senté a su lado, me miro intentando sonreír, pero su sonrisa era muy falsa. La mire, iba a hablar pero ella hablo antes.
-Vale, vale. Se que te dije que no que no iba a estar enfadada pero es que no puedo. Es mayor a mis fuerzas…y además con lo que a pasado…todo esta peor que antes y ahora estoy más nerviosa.- ¿Qué había pasado? ¿Cuándo van a dejar de pasar cosas malas de una vez? ¿No se suponía que después de la tempestad venia la calma? Pues yo no veo la calma por ninguna parte solo veo que la tempestad empeora cada vez más y más.
-¿Qué ha pasado ya?- Como sea lo que me a contado esta mañana Cris…
-¿No te lo a contado Cris? Carlos no se decide por su amor por ella.

1 comentario:

  1. Creo que alfredo me recuerda a un alfredo de mi colegio (lloraba por sacar un 8 O.O) de todas formas, no entiendo porque patricia (se llama igual que yo!!!) esta enfadada por eso...

    ResponderEliminar